La red social de las fotografías es una excelente vidriera para cualquier marca. Te explicamos cómo sacarle provecho a este canal para potenciar todavía más las ventas de tu negocio.


La popularidad de Instagram va en ascenso, y de acuerdo con las últimas cifras dadas a conocer por la red social ya son 800 millones los usuarios activos mensuales. De todos ellos, un 60% asegura descubrir a diario nuevos productos en la plataforma.

Con el objetivo de consolidar la relación con sus compradores y de conquistar nuevos clientes, cada vez son más las marcas que buscan tener presencia en esta plataforma.

Por este motivo, todo dueño de un negocio online que todavía no lo hayan hecho no puede dejar pasar la oportunidad de atraer clientes también desde esta red social.

Primeros pasos

Para dar a conocer un negocio a través de Instagram lo primero que hay que hacer es crear un perfil de empresa. Esto nos permitirá tener acceso a métricas útiles para entender la manera en la que la que los usuarios interactúan con nuestra marca, así como el rendimiento de cada una las publicaciones que realicemos en esta red social.

Más tarde llegará el momento de optimizar el perfil, y un detalle no menor en este punto es sacarle el máximo provecho al espacio de la biografía. ¿El motivo? Éste será el único lugar en el que podremos colocar una dirección URL hacia nuestro sitio web. También elegir una foto de perfil adecuada (en medida de lo posible, el logo de nuestra marca) y sintetizar de manera efectiva los puntos más salientes de nuestro negocio es de suma importancia.  

Contenido

Instagram es, por definición, una red social visual. Por esta razón es que aquellos que busquen generar engagement con los usuarios tienen que tomarse muy en serio la creación de contenido.

El desafío en esta red social en particular está en lograr publicaciones que sean atractivas, pero que al mismo tiempo se fundan con el look & feel de la plataforma.

Para conseguir imágenes capaces conquistar seguidores, es importante presentar los productos o servicios que comercializamos desde una perspectiva diferente e inspiradora. También mostrar el detrás escena de nuestro negocio es una buena alternativa para captar la atención de la audiencia.

Por otra parte, el formato video no puede quedar fuera de ninguna estrategia de contenido en esta red social. ¿Por qué? Según cifras de Instagram, un tercio de las stories más vistas de la plataforma pertenecen a empresas.

Si bien no hay fórmulas sobre la frecuencia para realizar publicaciones, está demostrado que cuánto más vivo esté nuestro perfil, más posibilidades tendremos de construir una relación más sólida y a largo plazo con nuestros seguidores.

Eso sí, estudiar en qué horarios funcionan mejor los posteos es clave para decidir cuándo conviene realizar publicaciones. En esta dirección, herramientas como Gramblr pueden ayudarnos a programar contenidos y no dejar ningún detalle librado al azar.

Hashtags

Una fotografía atractiva sin un comentario que la acompañe, probablemente no logre causar efecto. En esta dirección es que antes de publicar cualquier imagen, es necesario contar con una descripción creativa a la que no le falten hashtags.

Estas famosas etiquetas, que funcionan como palabras claves, pueden hacernos llegar a muchos más usuarios. Para elegir las que mejor se adaptan a nuestros productos o servicios, existen herramientas como hashtagify.me.

No subestimar esta tarea y tomarse un tiempo antes de elegir qué hashtags acompañarán cada uno de nuestros posteos puede terminar por hacer la diferencia entre una publicación exitosa y otra que no logre llamar la atención de los seguidores.

Evaluar qué etiquetas utiliza nuestra competencia es otra buena práctica cuando lo que buscamos es llegar a una audiencia cada vez más grande. Además, no abusar de ellas es tan importante como elegirlas con criterio.

Concursos

Una poderosa arma para mejorar el engagement  en esta red social es organizando concursos. Antes de empezar, es necesario definir el objetivo que perseguimos con esta estrategia. Ya sea para dar a conocer a nuestra marca o simplemente para conseguir nuevos seguidores, existen varias maneras de captar la atención de la audiencia. Podemos pedirles que comenten una publicación, que usen un hashtag en particular, o bien que etiqueten a nuestra marca en sus propias publicaciones.

Cualquiera sea la mecánica elegida, y para que los seguidores se tomen el tiempo necesario para participar, el premio siempre debe ser atractivo.