Los fundadores de Ibushak, un ecommerce que reúne a más de 220 marcas, entendieron a tiempo la importancia de ofrecerle a los clientes una experiencia de compra impecable.


Mauricio y Salomon Bouzali, hermanos y emprendedores, siempre compartieron su gusto por los gadgets. En cada uno de sus viajes a Estados Unidos, estos amantes de la tecnología aprovechaban para ponerse al tanto de la últimas tendencias de este mercado que tanto los fascinaba, y volver con la maleta cargada de novedades. Fue justamente para darle un cauce a esta pasión que un día el dúo de ingenieros industriales tuvo la idea de probar suerte y empezar a comercializar artículos electrónicos en Mercado Libre México.

En 2007, y tras el lanzamiento del primer Iphone en los Estados Unidos, Ibushak se convirtió en la única marca en comercializarlos en todo el país. “Fue un boom”, recuerda Mauricio sobre el momento en que su negocio tomó impulso. “Vendimos centenares de teléfonos. Nos contactaron políticos y artistas, gente que nunca hubiésemos imaginado, para comprar nuestros artículos en la plataforma”, agrega. El emprendimiento comandado por los Bouzali había tenido un debut más que promisorio.

La decisión de cambiar el modelo de negocio y ampliar la línea de productos -incorporando una amplia gama de artículos para la vida diaria- no se haría esperar. Así fue como los emprendedores terminarían abriendo un  ecommerce propio con el objetivo de ayudar a las marcas a hacer el “switch de offline a online”. La meta estaba clara: querían transformar la manera en la que las empresas vendían en internet optimizando cada etapa del proceso de venta (desde el almacenamiento, pasando por el diseño y el marketing, hasta la facturación y la prevención de fraudes y pagos) y, al final del camino, ofrecerle al consumidor final productos a costos más bajos.

Para ayudar a las marcas a aumentar sus ventas, integrar en Ibushak un sistema de gestión de cobros confiable era una necesidad de primer orden. “Nosotros comenzamos a utilizar Mercado Pago desde que desembarcó en México”, recuerda Mauricio sobre el momento en el que confió en la pasarela de pagos. Desde un comienzo esta solución le permitió no sólo gestionar el dinero de sus ventas desde Mercado Libre y su propio sitio web, sino también traccionar con total libertad desde un lugar físico gracias al lector de tarjetas de crédito y débito Mercado Pago Point.

“Mercado Pago nos permitió tener el control de nuestro negocio en un sólo lugar y de esta manera volvernos mucho más eficientes a nivel administrativo”

“Mercado Pago nos permitió tener el control de nuestro negocio en un sólo lugar y de esta manera volvernos mucho más eficientes a nivel administrativo”, resume el emprendedor sobre cómo esta incorporación terminó por facilitar la conciliación de pagos de su empresa. De la misma manera, la pasarela de pagos le permitió resolver otras de sus preocupaciones más grandes: la seguridad de su ecommerce. “MercadoPago nos soluciona prácticamente al 100% el cómo hacer la cobranza. Además, sabemos que la tasa de fraude está controlada y que no tenemos que cerrar la llave y perder conversión”, explica el empresario.

Al día de hoy Ibushak forma parte de la red de emprendedores de Endeavor, y este año también fue reconocida como una de las 30 promesas de negocios de la revista Forbes. Con un catálogo de más de 60 mil códigos de barras y más de 220 marcas representadas,  la empresa ha pasado de contar con sólo 2 empleados a más de 40. “Sin dudas, si no tuviésemos un socio como MercadoPago no estaríamos donde estamos”, sintetiza el empresario detrás de este sitio web que ha entendido las reglas del juego del comercio electrónico.