Después de haber incorporado Mercado Pago como solución de cobros a su marketplace cerrado, las responsables de Zolvers lograron impulsar el crecimiento de su marca a nivel regional.


A fines del 2013 Cecilia Retegui y Mariana Sorribes se dieron cuenta de que cada vez eran más los mensajes que circulaban en los grupos WhatsApp de sus amigas en búsqueda de personal doméstico de confianza. Algunas preguntaban por servicio de limpieza, otras pedían un electricista o un plomero. Pero en todos los casos, quedaba claro que ninguna había encontrado previamente un registro confiable de soluciones para el hogar en el que pudieran volcar su inquietud.

Habiendo detectado esta oportunidad de negocio, el dúo de emprendedoras tomó impulsó y creó Zolvers, un marketplace cerrado que desde que vio la luz se alineó detrás del objetivo de reemplazar el tradicional boca a boca por una guía online que fuera eficaz y confiable. La idea era sencilla: que los usuarios pudieran registrarse en un sitio dinámico, transmitir una necesidad específica y que la empresa, después de haber certificado y formado al prestador, fuera capaz de responder a la demanda con el perfil indicado. Además, que existiera una garantía para asegurar la satisfacción del cliente al final del servicio.

Desde un principio las co-fundadoras de la plataforma, que en el pasado han formado parte de diferentes start-ups tecnológicas, buscaron que su negocio tuviera la capacidad de replicarse rápidamente en nuevas latitudes. En este sentido, y desde la etapa de validación del proyecto inicial, las responsables de Zolvers entendieron que incorporando Mercado Pago como solución de pago en su tienda online contaban con mayores posibilidades de desentenderse de la parte de los cobros, para así concentrarse en su verdadero fuerte: el reclutamiento de personal para el hogar.

“Lo que más valoramos de Mercado Pago es la flexibilidad que nos presta para adaptarnos a las necesidades de cada país”, asegura Mariana. Y es que si bien Zolvers empezó en Capital Federal, para más tarde llegar al Gran Buenos Aires, hoy ha trascendido fronteras y ha desembarcado en países como Chile, Colombia y México.  “Mercado Pago nos acompañó desde el inicio. Desde la primera venta que festejamos en la oficina hasta ahora”, explica la misma emprendedora haciendo referencia a los primeros pasos de su ecommerce cuando, para probar el modelo del negocio, integraron a su canal de venta online botones de pago con diferentes valores. Más tarde terminarían por incorporar en el marketplace de cada país la solución de cobro más acorde para cada mercado: por ejemplo, mientras que en Argentina eligieron un checkout estándar, en México se inclinaron por una integración totalmente customizada y transparente integrada en el mismo flujo de pago de su sitio.

Lo que más valoramos de Mercado Pago es la flexibilidad que nos presta para adaptarnos a las necesidades de cada país”

Cuando Zolvers sólo funcionaba en Argentina, sus creadoras eligieron Mercado Pago por la facilidad que esta solución les dio para ofrecer, en una sola conexión, todas las tarjetas locales y la posibilidad de cobrar en efectivo en redes de cobranza.  Más tarde, cuando sentaron cabeza en otras ciudades, volvieron a optar por Mercado Pago por  las posibilidades que este sistema les brindó a la hora de ofrecerle a sus clientes todos los medios de pago locales. “Sabíamos que con Mercado Pago hacíamos un sólo desarrollo, y al momento de expandirnos a otro país solo teníamos que crear una cuenta”, revela Mariana. “Mercado Pago nos permite utilizar una única plataforma para conciliar distintos proveedores de pago. Así ahorramos tiempo, gente y operaciones”, agrega.

Al día de hoy Zolvers -que hoy ha llegado a tener 25 empleados- no deja de ganar adeptos: el sitio cuenta con 10,000 prestadores y 300,000 clientes registrados en Latinoamérica. “A través de Mercado Pago canalizamos el 100% de las ventas”, concluye Cecilia. Un negocio que ha revolucionado el paradigma de la contratación de servicios para el hogar, con Mercado Pago como socio estratégico.