Yo ahorro, tú ahorras, ellos ahorran…¡Todos queremos ahorrar! Pero dar el primer paso no siempre es fácil. Te explicamos cómo hacer de tus gastos diarios, los cimientos de tus ahorros.


Silenciosos pero fulminantes, los llamados ‘gastos hormiga’’ pueden descontrolar tu presupuesto. Se realizan al paso y sin reflexión mediante, pero a fin de mes pueden dejarnos con la boca abierta. De acuerdo con un estudio realizado por Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de México los consumos ‘invisibles’ representan entre el 9 y el 12% de los ingresos anuales de un trabajador. Estas compras que realizamos en la mayoría de los casos todos los días de manera impulsiva son las principales enemigas de cualquier ahorrista. Ya sea para comprarte una heladera, un auto o pagar tus vacaciones a fin de año, te damos consejos para que llegar con dinero a fin de mes no sea una misión imposible.

Cuentas claras

Tener las cuentas en orden debería ser el leitmotiv de cualquiera que esté pensando en ahorrar. Plantearse un objetivo realista y llevar un control de los ingresos y egresos -ya sea de manera diaria, semanal o mensual-, son los dos primeros pasos para poder aspirar a resultados de largo aliento. Conocer con exactitud en qué consumimos cuando consumimos, nos permitirá estar en condiciones de diferenciar cuáles son los gastos que no podemos evitar (los fijos) y aquellos que sí. Habiendo establecido esta diferencia esencial, estaremos mejor parados para saber por dónde podemos empezar a recortar.

Descargar la app de Mercado Pago es una buena iniciativa para tener un registro ordenado y unificado de todo lo que llevamos gastado en el período que nos interese. Gracias a las facilidades de los pagos móviles, acumular los tickets y comprobantes al final de cada una tus compras no será otra cosa que un recuerdo del pasado.

Mejor prevenir…

Uno de las equivocaciones más grandes que cometen los principiantes es pensar que las bases de sus ahorros estarán dados por el excedente, siempre variable, con el que llegarán a fin de mes. ¡Error! Lo cierto es que por este camino no llegaremos muy lejos y para mejorar el estado de nuestras finanzas tendremos que aprender a anticipar. Separar, apenas cobramos el sueldo, un monto de dinero que no tocaremos durante el transcurso del mes es la mejor manera de empezar a llenar la alcancía.

Llevar los gastos fijos al día es otra buena iniciativa para que los olvidos habituales a la hora de pagar el teléfono, la luz o el gas no nos jueguen malas pasadas que nos obliguen a abonar recargos o contraer deudas. En este sentido, Mercado Pago te facilita la vida y te permite pagar las facturas de tus servicios desde la comodidad de tu casa. Una solución a tu medida para que no se te pasen los vencimientos, y no pierdas plata por no haber podido organizarte a tiempo.

Promociones, grandes aliadas

Organizar tus finanzas no es sinónimo de olvidarte de hacer shopping, sino de gastar el dinero del que disponés de manera más efectiva. Por ejemplo, aprovechando las promociones que existen en la web para hacer que tus compras sean cada vez más inteligentes. Comprar lo que necesitás, pero siempre de la manera que más te conviene, es uno de los mandamientos que deberás grabarte a fuego si buscás convertirte en un experto del ahorro. Tomá las riendas de tus cuentas personales, y llegá cada mes un poco más lejos.