Interfuerzas, una empresa  dedicada a la venta de indumentaria outdoor, creció exponencialmente gracias a la venta online. Con Mercado Crédito como aliado, el negocio siguió expandiéndose.


Un hobby que se convirtió en un verdadero negocio. Ésta podría ser la frase elegida para resumir la historia de Interfuerzas Equipamientos, la empresa que creó Daniel Rodríguez en el 2005. Durante los años que este emprendedor  formó parte de las Fuerzas Armadas, vivió rodeado de ropa y accesorios militares. Un día se le ocurrió que comercializar estos productos de uso oficial con los que estaba tan familiarizado podía ser una buena idea y empezó primero a publicar anuncios desde su sitio web y más tarde desde Mercado Libre.

Pero para su sorpresa, muy rápido constató que muchos de sus clientes eran amantes de la vida al aire libre que compraban la indumentaria de su marca para darle un uso que nunca hubiera imaginado.  Para ir a pescar, acampar o hacer trekking, todos ellos se veían atraídos por la funcionalidad y la resistencia de los productos de Interfuerza. “Nos dimos cuenta que podíamos ofrecerle al cliente una prenda específica para cada actividad que quisiera realizar”, explica el emprendedor sobre los inicios de este negocio que lo llevó a dejar su trabajo principal.

 “Cuando empezamos a cobrar con Mercado Pago incrementamos nuestras ventas online porque a la gente se le hacía mucho más fácil pagar”

Fue así como Daniel se dedicó a investigar cuáles eran las mejores marcas nacionales e internacionales de indumentaria outdoor, y diversificó la mercadería apuntado a este nicho. Con este cambio de dirección, y contando ya con un local físico en General Pico, La Pampa, Interfuerzas siguió creciendo. “Cuando empezamos a cobrar con Mercado Pago incrementamos nuestras ventas online porque a la gente se le hacía mucho más fácil pagar”, rememora el empresario. Además, y gracias a su ubicación estratégica en el centro del país, Interfuerzas hizo desde un principio de la velocidad y garantía de sus envíos uno de sus grandes diferenciales.  

Después de la apertura de su segunda tienda física y con una demanda en ascenso, Daniel se dio cuenta que para que su marca pudiera seguir escalando era hora de salir a buscar un préstamo. Pero en esta etapa se enfrentó con un nuevo obstáculo, hasta ese entonces desconocido. “Es muy difícil obtener un crédito en una entidad bancaria porque los requisitos son demasiados”, explica el fundador de Interfuerzas.

Por la misma época, y debido a su volumen de ventas en Mercado Libre, Mercado Crédito se puso en contacto con Daniel para ofrecerle acceso a una línea de financiamiento. “Nos llegó un e-mail con la propuesta, la aceptamos y en 24 horas el dinero se acreditó mágicamente en nuestra cuenta de Mercado Pago”, relata el empresario. Después de devolver la totalidad del crédito en cuotas que se debitaron de sus ventas, Daniel volvió a acceder a dos nuevos préstamos.

“Mercado Crédito es como un aliado, alguien que te ayuda. Nos ofreció una posibilidad de crecer que no habíamos encontrado en ningún lado”

Con las líneas de financiamiento que le ofreció Mercado Crédito, el emprendedor pudo aumentar su mercadería de cara a fechas importantes e incorporar un equipo de programación para optimizar el sistema de gestión de stock de su negocio. Al día de hoy la empresa pasó de ser atendida por su propio dueño a contar con 20 empleados. Con tres locales a la calle, e impulso suficiente como para seguir expandiéndose,  Intefuerzas ha logrado sacarle partido a cada uno de los préstamos.“Mercado Crédito es como un aliado, alguien que te ayuda. Nos ofreció una posibilidad de crecer que no habíamos encontrado en ningún lado”, sintetiza Daniel.