¿Estás pensando en abrir tu canal de ventas online? ¿Acabas de empezar y te sientes perdido? Hacemos un repaso por los puntos que debes tener en cuenta a la hora de poner en marcha tu ecommerce.


Las épocas en las que para abrir una tienda era necesario contar con una importante inversión inicial y salir a buscar un local en una zona estratégica han quedado en el pasado. En el ecosistema digital en el que estamos inmersos, cualquiera que quiera emprender puede lanzar su propio ecommerce y atender las 24 horas del día. Vender por internet nunca antes había sido tan fácil,y los estudios así lo demuestran: en Latinoamérica la industria online sigue creciendo de manera exponencial. De acuerdo con un estudio realizado por Business Intelligence, se espera que en el 2020 la tasa de crecimiento del comercio electrónico en la región sea de un 17%.

Un canal de ventas virtual le permite al vendedor tener acceso a un mayor número de potenciales clientes, y al mismo tiempo le brinda a estos últimos la posibilidad de tener una experiencia de compra diferente: más cómoda, flexible, y como si fuera poco con facilidades de financiación. Para montar hoy mismo tu ecommerce, repasamos las claves que no pueden faltarte:

Estudio de Mercado

Antes de lanzar nuestra tienda virtual, y al igual que aquellos que abren una offline, debemos asegurarnos de que aquel producto o servicio que queremos comercializar responda a las necesidades del mercado. En este sentido, el primer paso será llevar a cabo un minucioso estudio que nos permita establecer la viabilidad de nuestro negocio. Las primeras cuestiones que deberemos plantearnos es si existen potenciales clientes dispuestos a pagar por lo que venderemos, y en caso afirmativo, asegurarnos de que haya lugar para nuestro negocio en el mercado en el que queremos intervenir.  Conociendo en detalle quiénes son nuestros clientes/consumidores, y sabiendo cuál es nuestra competencia directa e indirecta estaremos en condiciones de elaborar una estrategia de negocios que nos permita incrementar nuestra competitividad.

Plataformas

Con el nicho definido, es hora de pensar de qué manera montaremos nuestra tienda online. Podremos inclinarnos por una plataforma autoadministrable, o bien contratar a un especialista para realizar un desarrollo a medida.  Para el primero de los casos, en el mercado existen diferentes opciones y dependerá de qué es lo que prioricemos a la hora de lanzar nuestro ecommerce, y cuáles sean las necesidades de nuestro negocio. La funcionalidad, escabilidad, nuestros conocimientos técnicos, la capacidad que nos brinde cada plataforma para poner en relieve los productos que comercializamos, y la cantidad de dinero que estemos dispuestos a pagar son ciertos de los aspectos a tener en cuenta antes de elegir la indicada.  Si bien decantarnos por un ecommerce autoadministrable nos dará menos posibilidades de personalizar nuestro sitio, estaremos en condiciones de levantar las persianas de nuestra tienda virtual con mayor rapidez.

MercadoShops, Tienda Nube, Shopify, WooCommerce, Magento y PrestaShop son algunas de las plataformas más usadas, y que permiten incluir con facilidad Mercado Pago a tu tienda online.  Mientras que Magento es la plataforma que suelen usar los grandes vendedores y marcas para montar sus tiendas virtuales y puede requerir del apoyo de desarrolladores, Mercado Shops, Tienda Nube y Shopify son fáciles de configurar y por lo tanto ideales para pequeños emprendimientos. Por su parte, WooCommerce es la plataforma con más usuarios en todo el mundo, y permite lanzar una tienda de forma gratuita. Para los que prefieran desarrollar su sitio a medida, empresas como Glamit y Brandlive ofrecen soluciones para ecommerce. La principal ventaja de inclinarse por esta opción será la posibilidad de ajustar cada detalle de nuestra tienda. En cuanto a las contras, su coste  de creación y mantenimiento será más elevado y probablemente nos lleve más tiempo empezar a vender online.

Atraer clientes

Una tienda virtual eficiente es aquella que lograr generar tráfico, para más tarde concretar ventas. Una de las primeras medidas para alcanzar visibilidad en los motores de búsqueda tiene que ver con un llevar a cabo un trabajo de SEO (Search Engine Optimization): una serie de técnicas que, a largo plazo, pueden hacer que nuestra marca aparezca más arriba en los resultados orgánicos de los buscadores. La utilización de palabras claves, la incorporación de descripciones detalladas y de autoría propia sobre los productos o servicios que comercializamos, así como prestar atención a la estructura del sitio y su URL son tan sólo algunas de las buenas prácticas que pueden ayudarnos a mejorar el posicionamiento web de nuestra tienda. En segundo lugar, y para ganar visibilidades en los buscadores, existe el SEM (Search Engine Marketing). Se trata de comprar anuncios, principalmente en Google, a través de Adwords. De la misma manera, un ecommerce que acaba de empezar y está diseñando su estrategia de marketing digital no puede pasar por alto la posibilidad de anunciar en redes como Facebook -con una gran capacidad de segmentación- e Instagram.

En todos los casos, y si vamos a pagar por publicidad, es importante saber que existen campañas muy diferentes entre sí, y los canales que más nos convendrán para hacer publicidad online dependerán de nuestro objetivo. Mientras que las de branding están orientadas a posicionar la marca y no buscan un Retorno de Inversión (ROI) directo, las campañas de performance apuntan a resultados inmediatos que además sean fácilmente cuantificables.

Pasarela de Pago

Llegamos a un punto crucial en el proceso de venta. Imaginemos el siguiente escenario: el cliente, luego de haber recorrido nuestro ecommerce, decide comprar un producto. ¿Pero qué sucede si la pasarela de pagos no le genera confianza? Probablemente dé media vuelta, y abandone nuestra tienda. Para que el dueño de una tienda virtual y su cliente puedan estrecharse la mano y concluir el trato, el sistema de gestión de cobros que integremos a nuestro ecommerce será clave.  Mercado Pago te permite ofrecerle a tus clientes múltiples medios de pago como tarjeta de crédito, débito y efectivo a través redes de cobranza, y posibilidades de financiación.  Por otra parte, Mercado Pago es de fácil implementación, por lo que en tan sólo algunos minutos puedes empezar a cobrar desde tu canal de ventas virtual. Además, este sistema tiene la mejor tasa de conversión del mercado -lo que contribuirá a aumentar las ventas de tu tienda-, y cuenta con un sistema anti fraude de tecnología avanzada.