Las imágenes funcionan como embajadoras de cualquier sitio de ecommerce. Para ganarse la confianza de los usuarios, es clave optimizar este aspecto.


En las ventas por internet, las primeras impresiones importan y mucho. Si un internauta llega a una tienda virtual, empieza a navegarla y de repente descubre que las fotografías de de la plataforma no le inspiran confianza muy difícilmente llegue a añadir algún producto a su carrito de compras. Y es que a diferencia de una tienda física, donde el comprador tiene la posibilidad de probarse y manipular cada producto que le interesa, en un canal de venta online el material gráfico se convierte en uno de los elementos clave para ganarse su confianza e impulsar su decisión de compra.

Tan sólo en Argentina, y de acuerdo con el Estudio Anual de Comercio Electrónico en Argentina 2016, el 49% de los usuarios buscan imágenes para guiar su proceso de compra. En este sentido, contar con fotografías de calidad es uno de los requerimientos que todo emprendedor digital debe resolver a la hora de optimizar ecommerce.  Además, un sitio con material fotográfico atractivo puede mejorar su posicionamiento SEO, hacer que su tasa de rebote sea más baja, y que sus seguidores en las redes sociales estén más propensos a compartir sus contenidos. Si todavía te  de por qué es tan importante trabajar este aspecto, sigue leyendo:

Fotos de Producto

Las imágenes borrosas y desprolijas son los enemigos principales de cualquier emprendedor digital. Y es que por más que el dueño de una tienda conoce en detalle cada uno de los productos que comercializa, no así el internauta que visita su página. Para que las fotos de los productos sean capaces de inspirar confianza en el consumidor es necesario que estos últimos se luzcan al cien por ciento. Para optimizar las fotos de producto de nuestra tienda es recomendable que los artículos ocupen la totalidad del espacio y que sean los únicos protagonistas de la toma con un fondo que sea siempre sea liso y blanco.

Además, es importante que todas las fotografías de nuestra tienda tengan el mismo estilo, resolución (800 x 600 píxeles como mínimo), y tamaño para que el usuario pueda disfrutar de una experiencia de compra más uniforme y amigable. En cuanto a la iluminación, se aconseja que sea equilibrada para que no afecte  la visualización del artículo. Por otra parte, incluir más de una toma por cada producto que comercialicemos siempre será una buena iniciativa. Realizar fotografías desde diferentes ángulos, así como habilitar la herramienta de zoom y añadir la posibilidad de acceder a una visión de 360° de cada producto le permitirá al cliente poder evaluar de mejor manera el artículo que le interesa. También mostrar imágenes de los productos en todos los colores disponibles es una buena práctica que de no deberemos pasar por alto.

Si no cuentas con el presupuesto ni los conocimientos técnicos suficientes para producir por tu propia cuenta las fotografías de los productos de tu tienda, existen una serie de herramientas gratuitas de edición online como Fotor, PickMonkey, BeFunky y FotoFlexer  que pueden ayudarte a optimizar el material gráfico del que ya dispones. También programas como TinyJPG, Compressor JPEGmini, y TinyPNG son de gran utilidad porque nos permitirán comprimir nuestros archivos para asegurarnos de que no ralentizarán la carga de nuestro sitio y que, por ende, las imágenes no afectarán el posicionamiento SEO de nuestra tienda.

Una imagen dice más que mil palabras

Pero las fotografías no sólo intervienen cuando hablamos de fichas de producto. En algún momento de su existencia, todo ecommerce se enfrenta a la a la necesidad de encontrar material gráfico de calidad: ya sea para los contenidos de su sito, sus campañas de email marketing, o bien para utilizar a la hora de hacer publicidad online. Afortunadamente en internet podemos encontrar una buena cantidad de bancos de imágenes con material gratuito y libre de derechos de autor.

Flickr, Unplash, Freepick, Stopik y Foter son sólo algunos de los sitios que te permitirán descargar material de sin gastar un centavo. También existen otros bancos pagos que pueden resolvernos esta complicación a la hora de montar un ecommerce. Getty Images, ShutterStock  iStock Photo y Photodune ofrecen diferentes planes que se ajustan a las necesidades y el presupuesto de cada negocio.