La tecnología sigue transformando a pasos agigantados nuestro cotidiano. Aquí abajo un repaso por las tendencias tech que harán ruido en el corto y mediano plazo.


Desde la irrupción de internet, todos los años vemos cómo la tecnología transforma nuestro cotidiano. En el último tiempo, y junto con la masificación de los smartphones, las soluciones digitales lo han invadido todo: desde la manera en la que compramos, pasando por cómo trabajamos y hasta cómo nos comunicamos.

Los avances están siempre a la orden del día, y en una nueva edición de su guía Tech Trends, la consultora internacional GfK ha puesto la lupa sobre cuáles serán las tendencias tech que pisarán fuerte en el 2007 y más allá. 

Realidad Virtual

Basta con mencionar que gigantes de la talla de Facebook, Google y Microsoft están trabajando en este sentido para entender el alcance que puede tener en los próximos años esta tecnología. Si bien la Realidad Virtual (RV) está lejos de ser algo totalmente nuevo -venimos hablando de ella desde la década de los 90’-, lo cierto es que el lanzamiento de la PlayStation RV en el 2016 ha reavivado el interés en este campo de los pesos pesados de la tecnología.

En el futuro más cercano tenemos que estar preparados para ver desembarcar las soluciones y dispositivos RV en ámbitos antes impensados. Las empresas lo tienen claro: la proyección virtual sobre el mundo real puede ser una manera más que efectiva de seguir mejorando las experiencias del usuario. El futuro ya está aquí, o al menos mucho más cerca de lo que imaginábamos.

Wearables

Según GfK el interés de los consumidores por los Wearables -o en español “ropa inteligente”- creció considerablemente a lo largo del 2016. Pero sin embargo hasta el momento las condiciones del mercado no han estado dadas para hacer de esta tecnología aplicada a la indumentaria y los accesorios una de las verdaderas “vedettes” de la era digital.

Ahora, y si las empresas logran decodificar el interés de los consumidores por monitorizar su salud con la ayuda de diferentes dispositivos, esta tecnología podría finalmente despegar.  La indumentaria y complementos inteligentes, con viento a favor, podrían dejar de ser patrimonio exclusivo de los early adopters.

Pagos Móviles

Los pagos móviles han llegado para quedarse. Este sistema que se desarrolla a diferentes velocidades en todo el planeta es capaz de ofrecerle al consumidor un universo de posibilidades. Sin ir más lejos, el estudio resalta cómo China ya le está demostrando al mundo cómo es posible reemplazar de una vez y para siempre al dinero metálico por el electrónico.

La investigación en cuestión también detalla algunos de los beneficios que vienen de la mano de los pagos móviles: desde evitar colas y centralizar premios por fidelidad, comprobar stock y realizar pedido por adelantos, hasta disfrutar de ofertas personalizas y comparar precios.

Vehículos autónomos

Si de automóviles inteligentes se trata -o lo que es lo mismo, de coches capaces de llevarnos a destino sin necesidad de un conductor-, probablemente tengamos que esperar más de los que nos gustaría.

Según la consultora que llevó a cabo el estudio, la adopción generalizada de este tipo de vehículos no llegará antes del 2025, e incluso para aquella época sólo estarán presentes en zonas especialmente delimitadas. Y es aunque esta tecnología despierta el interés de los más jóvenes, lo cierto es que todavía queda mucho por hacer en materia de logística e infraestructura. Un proyecto innovador que recién está calentando los motores. 

Smart Homes

Los smarts TV son, hasta el momento, la cara visible de esta tendencia que de acuerdo con los pronósticos seguirá desarrollándose en los próximos años gracias al aporte de grandes marcas globales. 

Estar seguros, reducir costos y aportar un clima agradable son algunos de los puntos que resaltan quienes ya han buscado tener el control de sus hogares al alcance de la mano. En el futuro, aquellos productos que le permitan al dueño de casa tener experiencias sencillas y transparentes puertas adentro serán probablemente los que se ubiquen a la cabeza de esta  revolución de las Smart Homes.