El Remarketing es una poderosa herramienta para aumentar las tasas de conversión de nuestro ecommerce.


Una persona entra a un ecommerce de zapatillas deportivas de mujer, añade un artículo a su carrito, pero no se decide y abandona la página antes de comprar.  Gracias al remarketing, el dueño de este sitio web tendrá la posibilidad de volver a conectar con este usuario, que estuvo muy cerca de convertirse en cliente, mostrándole anuncios relevantes y personalizados sobre su marca en otras páginas web que éste visite.

La manera más común para llevar a cabo este tipo de acción de marketing es a través de las campañas de la Red de Display de Google AdWords que nos darán la oportunidad de recordarle a estos internautas sobre la existencia de nuestra marca en más de dos millones de sitios asociados a esta red (Gmail, Google Maps, YouTube por sólo mencionar algunos), redes sociales y aplicaciones. A continuación repasamos de las ventajas de incorporar esta técnica a nuestra estrategia de marketing digital.

¿Cómo funciona?

Poco importa si lo que buscamos es incrementar las ventas de nuestro ecommerce, aumentar el número de registros o posicionar a nuestra marca en el mercado. Teniendo cualquiera de estos objetivos en mente, las campañas de Remarketing podrán hacer mucho por nuestro negocio. Para empezar a sacarle partido a esta técnica, tendremos que añadir la etiqueta de remarketing a todas las páginas de nuestro sitio web o aplicación móvil. Cuando un usuario visite nuestro canal de ventas virtual será marcado con una cookie y pasará a formar parte de esta suerte de base de datos previamente definida.

Como dueños de un ecommerce, podemos exprimir al máximo la segmentación que permite esta forma de publicidad creando diferentes listas de Remarketing. Por ejemplo, una para aquellos que visitaron una sección determinada de nuestro ecommerce y no avanzaron en el proceso de compra, otra para los que llegaron a incluir un producto a su carrito pero lo abandonaron, y una diferente para los que recientemente compraron en nuestro sitio.  

Una vez que hayamos definido estas listas -que pueden responder a éstos y muchos otros parámetros- estaremos en condiciones de pasar a configurar la campaña de Display.

Tipos de Remarketing

Remarketing estándar: Permite mostrar anuncios a usuarios que han visitado nuestro ecommerce mientras exploran los más de dos millones de sitios web asociados a la Red de Display y también cuando usan aplicaciones de la misma. El objetivo final de este tipo de Remarketing es fidelizar al cliente.

Remarketing dinámico: Frente a un usuario que mostró interés por un producto o servicio de un sitio web, este tipo de Remkarting tiene como finalidad impulsar la decisión de compra.

Remarketing para aplicaciones: Como su nombre lo indica, este tipo de publicidad está dirigida a usuarios que en algún momento usaron una app o una web para móviles. Los anuncios serán mostrados mientras esta persona esté utilizando su teléfono inteligente.

Listas de remarketing para anuncios de búsqueda: Este tipo de mensajes publicitarios aparecerán cuando el usuario realice una búsqueda en Google.

Remarketing de video: Busca hacerle llegar mensajes publicitarios a aquellos que han estado en el canal de YouTube de una marca o que han visto sus videos. La publicidad aparecerá en toda la Red de Display.

Remarketing de listas de correos electrónicos: Con esta funcionalidad, podemos hacerle llegar anuncios publicitarios en YouTube, Gmail o la Búsqueda de Google a aquellos usuarios de los que tengamos su dirección de e-mail.

Conclusión

Si bien los beneficios de esta forma de hacer publicidad son muchos, ya que nos permitirá mejorar el Retorno de Inversión (ROI) de nuestro negocio invirtiendo menos dinero que con  otras estrategias, lo cierto es que si cometemos errores a la hora de crear campañas publicitarias el resultado puede ser contraproducente.

Para que estos mensajes que podemos mostrarle al usuario indicado en el momento justo funcionen, es importante ofrecerle a éste último información que le resulte atractiva y principalmente no abrumarlo. Una estrategia en este se sentido es hacerles llegar a los internautas anuncios que capten su atención y que generen expectativas.

Por ejemplo, mostrándoles promociones sobre un producto o servicio por el que estuvo interesado en el pasado u otro similar y generando en él un sentimiento de urgencia. ¿De qué manera? Trabajando desde el copywriting para conseguir mensajes que insistan sobre la escasez del producto o servicio (“últimas unidades disponibles”, “oferta limitada”,etc). Está comprobado que cuando el comprador recibe estímulos de esta naturaleza está más propenso a cerrar una compra. Por otro lado, no olvidar lo importante que puede resultar crear una segmentación de Remarketing negativa, es decir, seleccionar a aquellos usuarios que por diferentes motivos consideramos que no es conveniente hacerles llegar publicidad.

Como  las veces en las que un usuario cierra una compra en una página web en su primera visita a un ecommerce son escasas -se calcula que no más del 2% cierra una transacción en esta etapa-, una estrategia de Remarketing definida de la manera correcta puede convertirse en una excelente oportunidad para incrementar la tasa de conversión de nuestro negocio.